miércoles, 12 de abril de 2017

Sobre la ESCUELA DE APRENDIZAJE INDUSTRIAL


Dentro del programa del Plan de Desarrollo Económico y Social, se inicia la incorporación de una nueva Escuela de Aprendizaje Industrial para Calañas allá por el mes de mayo de 1968, siendo Alcalde-Presidente del Ayuntamiento Don Leandro Mora Pérez.







Para ello, se solicitan al Ayuntamiento la cesión de unos terrenos públicos donde fuese ubicada la misma, siendo los elegidos por la Corporación los situados en el Valle de los Charcos, parcela con lindes al Norte con los terrenos del Campo de fútbol, al Este con la línea de Ferrocarril Zafra-Huelva, al Sur con una propiedad de Doña María de Gracia Romero Marianas y al Oeste con la carretera a la Fábrica de Harinas,  con una superficie total de dos hectáreas, setenta y cuatro áreas y nueve centiáreas, y que cumplía todas las exigencias técnicas requeridas. 



Con fecha 14 de diciembre de 1968, se eleva a definitiva la adjudicación provisional de las obras de construcción de la Escuela de Aprendizaje Industrial de Calañas (Huelva), a la empresa "Enrique Ros Pellicer", residente en San Javier (Murcia), en la cantidad de Siete millones doscientas cuarenta mil novecientas ochenta y cuatro pesetas con cuarenta y seis céntimos (7.240.984,46 Ptas.) importe de la ejecución material y beneficio industrial del proyecto redactado por el arquitecto Don Luis Vázquez de Castro.












Según datos recogidos de Huelvapedia, ésta Escuela de Aprendizaje Industrial, a pesar de haberse construido el edificio para tal fin, no se llegó a crear y permaneció cerrado durante casi diez años, siendo remodelado a inicios del Curso 78-79 para adaptarlo a las necesidades de un Instituto de Formación Profesional.






CALAÑAS, 2017

jueves, 6 de abril de 2017

La Sociedad de Socorros Mutuos "La Obrera" de Calañas.



A mediados del siglo XIX, se desmantela el viejo sistema de caridad religiosa y particular del Antiguo Régimen (las cofradías) y es sustituido por la beneficencia pública, con la única idea de que se convirtiese en instrumento de protección ante la pobreza y también como medio de control y conversión de los pobres en ciudadanos útiles. 

* Podríamos decir que los primeros núcleos sindicalistas, tenían una clara procedencia desde el republicanismo, y serían en los Centros Obreros Republicanos donde se promovieron las primeras sociedades obreras onubenses. En Calañas nacieron: La Sociedad Cooperativa El Progreso (Martín García Pintor)(Se trata de la Cooperativa de Tharsis, radicada en Alosno y constituida entre 1905 y 1906, pero tenía una sucursal en las minas de Calañas); La Sociedad de Obreros y Artesanos (Francisco Jara Raya) y La Sociedad de Socorros La Obrera (Manuel Macías Vélez).

Ésta última Sociedad, aparece inscrita, según consta en el Archivo Histórico Provincial de Huelva, en el Libro de Registro de Asociaciones, folio 4, con fecha de constitución julio de 1904.  
Ésta Entidad estaba inscrita en el Registro Oficial de Entidades de Previsión Social con el número 2611. Por acuerdo adoptado por sus órganos de gobierno solicitan se apruebe su disolución y liquidación.

* Por Resolución de la Dirección General de Previsión de fecha 28 de mayo de 1965, se aprueba la disolución y liquidación de la entidad Sociedad de Socorros Mutuos de Previsión Social "La Obrera", con domicilio social en Calañas (Huelva).
 




* Datos tomados del Libro "Entre el Puerto y la Mina (1) de José Juan de Paz Sánchez
* B.O. del E. 
CALAÑAS, 2017

lunes, 3 de abril de 2017

Sobre el actual edificio del CUARTEL DE LA GUARDIA CIVIL

En el B.O. del E. número 289 de fecha 2 de diciembre de 1968,  se publica el Decreto 2957/1968 de 14 de noviembre de ese mismo año, donde se dispone en cuatro artículos, el contenido fundamental para la ejecución final del proyecto.
El Ministerio de la Gobernación instruye un expediente para la construcción, por el régimen de viviendas de "renta limitada" de un edificio destinado a acuartelamiento de la Guardia Civil en Calañas (Huelva). Dicho expediente es examinado por el Consejo de Ministros del día 8 de noviembre de 1968 y se dispone en los cuatro artículos citados, que se lleve a cabo la construcción del mismo, debiendo concertarse con el Ministerio de la Vivienda la operación oportuna, con un presupuesto total de CUATRO MILLONES CIENTO CINCUENTA Y SEIS MIL DOSCIENTAS CINCUENTA PESETAS CON SESENTA Y NUEVE CÉNTIMOS (4.156.250,69).

 De esa cantidad, el Instituto de la Vivienda, anticiparía, sin interés alguno, 3.529.633,74 Ptas., satisfechas por el Banco de Crédito a la Construcción y cuyas anualidades (50) irán con cargo a la consignación que figura en los Presupuestos Generales del Estado para éstos casos. El Estado contribuiría con la cantidad de 369.916,17 Ptas. que se cargaría al concepto 06-611 Secc. 16 del Presupuesto de gastos del Estado. El Ayuntamiento de Calañas, deberá aportar la cantidad de 115.158,58 Ptas. para ayuda de las obras. El valor asignado al solar donde se construirá el edificio es de 141.542,20 Ptas.

CALAÑAS, 2017

martes, 28 de marzo de 2017

Sobre el herraje de la Plaza de Abastos

Seguramente, hasta hoy, poca gente viva sabría que el herraje necesario para la construcción del edificio de la Plaza de Abastos de Calañas fue aportado por la Fundición "Las Mercedes" de Huelva.


 En 1919, se constituye en Huelva la Sociedad "Gómez, Bueno y Cía"para dedicarse a la fundición de hierro, bronce y otros metales. Comienzan siete obreros, con mucha fe y trabajo y la ayuda del ex-alcalde de Huelva Don Antonio de Mora, montando los talleres de maquinaria, forja y calderería "Las Mercedes". Entre otros, realizan los herrajes del Instituto, los mercados de Gibraleón y Calañas, Puerto de Huelva, etc.

 CALAÑAS, 2107

lunes, 27 de marzo de 2017

DON GONZALO CLAVERO VÁZQUEZ


















DON GONZALO CLAVERO VÁZQUEZ, nace en Calañas el día 16 de febrero de 1939. Hijo primogénito de José y Nicolasa, cursa sus estudios de Bachillerato en el Colegio Libre Adoptado de Calañas; después obtiene la diplomatura como Graduado Social en Granada en el año 1965. Se jubila en 1999, residiendo desde entonces en Calañas y dedicado de lleno a sus aficiones: la lectura, la guitarra y el Cante Flamenco, que estudia desde muy joven, componiendo sus propias letras que con sus toques forman parte de su "Lírica Flamenca", libro que publica la editorial Círculo Rojo en junio de 2014.

Su principal "hazaña" ha sido la recuperación y creación de estilo propio del Fandango de Calañas, hecho por el que el pueblo de Calañas deberá estar siempre agradecido.

En junio de 2011, la Peña Cultural Flamenca de Calañas y por acuerdo de su Asamblea de socios, pasa a denominarse " Peña Cultural Flamenca de Calañas, Gonzalo Clavero Vázquez", reconociendo así su trayectoria dentro del mundo del flamenco.

El Circuito 8 provincias, le dedica 24 actuaciones a lo largo de diversas Peñas Flamencas de Andalucía entre 2012 y 2103.

CALAÑAS, 2017

jueves, 16 de marzo de 2017

CRISIS OBRERA DE 1931. Ayudas al Ayuntamiento de Calañas

En la Web Valverde Diario.es, aparece un artículo de Don Juan Castilla Navas y publicado por Doña María José Sánchez Macías, estudiante de derecho de la Universidad de Huelva, de fecha 26 de diciembre de 2016 con el título que aparece en ésta entrada. Lo he considerado muy interesante y por ello, dado su amplitud, hago del mismo un resumen sobre lo que considero más importante sin modificación sustancial de su contenido, sólo ha cambiado una foto presentada de la Ermita de los Santos Mártires, que no corresponde con el edificio.



         La sociedad española recibió el año 1931 sumida en una profunda crisis política, social y económica. El gobierno de una monarquía puesta en entredicho y en la cuerda floja convocó elecciones municipales para el 12 de abril, que se convirtieron en un plebiscito entre monarquía y república.



          En las capitales de provincia el resultado de las elecciones supuso una aplastante victoria de las candidaturas republicanas (en 41 capitales ganaron los republicanos y en 9  los monárquicos). Esto hizo comprender a Alfonso XIII que no tenía el apoyo del pueblo español y el 14 de abril salía del país hacia el exilio, lo que facilito la llegada de la II República española.



         En la inmensa tarea de recuperar al país, la Republica se encontró con el gravísimo problema del paro (siempre el fatídico paro). El gobierno provisional promulgó una serie de decretos para la realización de Obras publicas masivas en  Andalucía y Extremadura.  


       En nuestro entorno, las Compañías mineras estaban sufriendo las consecuencias de la gran depresión, la falta de demanda y el bajo precio de los minerales fue la causa del cierre de numerosas explotaciones y cientos de obreros pasaron a engrosar las listas del paro. 


        La situación en los pueblos de la comarca era grave y preocupante, decenas de obreros sin trabajo se agrupaban a las puertas de los Ayuntamientos solicitando un empleo, pasaban hambre y no podían mantener a sus familias. El año 1931, el número de parados en Calañas superó los 450. El Ayuntamiento, con más voluntad que medios, se embarca en la construcción del camino vecinal a Villanueva de las Cruces (9 Km), para emplear en esta obra el mayor número posible de obreros en paro. Para llevar a buen puerto el proyecto, la Diputación Provincial debería aportar los fondos necesarios para realizar esta obra pública. En Mayo de 1931 se estaba terminando el primer kilometro del camino y se necesitan fondos para pagar a los obreros. El Ayuntamiento, mediante sus aportaciones y la de entidades y personas de la localidad, logra reunir 24.000.- ptas, pero eran necesarias 50.000.-


        El Alcalde gestiona y solicita ayuda a las Compañías mineras que operan en su término municipal. Estas acuerdan colaborar con el Ayuntamiento concediendo un empréstito por las 26.000.-ptas que faltan para continuar las obras (escrito del 25-5-1931). 




        El 29 de mayo de 1931 el Gobierno provisional de la Republica promulga un decreto donde autoriza a las Diputaciones provinciales anticipar fondos a los Ayuntamientos e invertirlos en Obras Publicas. El Ayuntamiento de Calañas ve en este Decreto el “salvavidas” donde agarrarse para continuar adelante con el proyecto.


      El Ayuntamiento nombra Director técnico de la obra al ayudante facultativo de minas D. Rafael Naranjo, con unos honorarios de 600 ptas por kilómetro terminado, más los gastos de desplazamiento de Huelva a la obra (Pleno de 06-06-1931). El jornal a pagar a los obreros será de 3,75 ptas/día y de 4,50 ptas/día el de los obreros a los que se entreguen obras por cuenta. Los trabajos continúan pero la Diputación no abona los importes que adeuda al no recibir los fondos del Banco de Crédito Local.  La situación se complica y se retrasa el pago a los obreros que amenazan con parar las obras. A comienzos de septiembre la Corporación decide que el Alcalde Pedro Sánchez se entreviste con el Gobernador civil de la provincia y traslade a este la gravedad de la situación, comunicándole que él y su Corporación presentaran su dimisión si no se resuelve el pago de la deuda que mantiene pendiente la Diputación.


      A finales de 1932 con los trabajos muy avanzados, el consistorio se vuelve a quedar sin liquidez, por lo que se vuelve a recurrir a la Diputación solicitando un nuevo anticipo de 69.980,14 ptas, cantidad necesaria para terminar la obra. La Diputación en acuerdo tomado el 04-02-1933 concede al Ayuntamiento de Calañas el mencionado anticipo. En Abril de 1933, no sin problemas se da por terminada la obra.



          Después de dos años se termina el camino vecinal a Villanueva de las Cruces, pero no se acabo con el paro.

          ¿Y las Compañías mineras cobraron su empréstito al Ayuntamiento de Calañas? Hasta 1939 no tenemos noticias de ello. A finales de ese año el Sr. Alcalde envía un escrito a la Cia. Anónima Buitrón indicándole que puede pasar al cobro un recibo de 750 ptas por el 25% del importe del préstamo concedido en 1931 a la Cía. Alkali, cantidad cobrada el 26-12-1939. 

 Años después, en julio de 1948 el liquidador de la Cia. Anónima Buitrón D. Robert Gilliland recibe escrito del Alcalde de Calañas para que pase al cobro un nuevo recibo por 750 ptas (otro 25% del crédito) y al mismo tiempo solicita done dicha cantidad para la restauración de la Ermita de los Santos Mártires que se encuentra en estado ruinoso. 


El Sr. Gilliland acepta la propuesta y concede el donativo.  El 1º de Diciembre de 1949, de nuevo el Alcalde dirige otro escrito al Sr. Gilliland para liquidar el préstamo y pagar el 50%  pendiente (1500.- ptas), al mismo tiempo solicita otro donativo para según escribe: restaurar el Altar Mayor de la Iglesia Parroquial de Calañas, destruido por las hordas rojas en julio del 36. El liquidador de la CAB vuelve a aceptar la petición del Alcalde y entrega como donativo las 1500 ptas de la liquidación. Así quedo saldado el préstamo de la Compañía Alkali. Por lo que se deduce de una de las cartas dirigida al Sr. Gilliland; a las demás Compañías Mineras se les liquido el empréstito en los mismos términos y las mismas condiciones.



    

FUENTES DE CONSULTA:-
 -Actas Capitulares del Ayto. de Calañas (Archivo municipal de Calañas).
-Annual  Report  Cias. Mineras (Archivo Municipal de Valverde).
-Reforma Agraria y Revolución Campesina en la España del siglo XX (Edward Malefakis).


CALAÑAS, 2017