miércoles, 25 de mayo de 2011

Una nueva etapa..esperamos.


Una vez pasadas las elecciones municipales, toca hacer un breve pero sincero comentario sobre del resultado de las mismas en Calañas. Antes que nada, como ya he hecho a cada grupo, felicitarlos por saber que tenemos unos dirigentes comprometidos al haber dado el primordial paso de formar parte de unas listas para, por encima de todo, trabajar por conseguir el máximo bienestar en todos los aspectos posibles para las personas que forman el Municipio de Calañas. Ana Romero, será nuestra Alcaldesa. La primera en la historia del pueblo y quiero que dejes una huella imborrable. Ya no vale mirar para atrás, el pasado reciente debe quedar lejos, aunque las cosas buenas del mismo no las olvidemos. Necesitamos mejorar a pasos de gigante. Mario Peña, encabeza el grupo que durante éstos cuatro años le toca estar en la oposicion, pero también desde ese lado se puede trabajar para mejorar, eso al menos esperamos muchos. Sin partidismos, la meta debe ser equidistante para todos y los medios a emplear para alcanzarla deben ser todos los legales posibles. Ser dialogantes y no os menosprecieis unos a otros por el mero hecho de estar un peldaño por debajo o por encima. Son opiniones personales de un calañés, que desde éste mi blog os tiende mis dos manos, como he hecho hasta ahora.

Calañas, 2011

martes, 10 de mayo de 2011

Vaya día expléndido


Si hemos pasado las fechas anteriores como la Traída y la Procesión pendientes del cielo, éste domingo de Llevada, salvo algunos detalles que darán tema de conversación, en lo que al tiempo se refiere, ha sido un regalo de la Santísima Virgen para que pudiésemos disfrutar del camino hacia Sotiel. Tanto en la primera parada obligada de la Venta a la salida de Calañas (Venta del Enterraor) como en la Cabeza del Toro y sucesivas hasta llegar a las Posás en Sotiel Coronada, el camino ha estado lleno de color y sabor en todos los sentidos. Para mi gusto, más sol de la cuenta, porque por la noche en el fin de fiestas de la Plaza del Ayuntamiento pocos se libraban de lucir colores en su piel. Entrada en la Plaza del Cabildo, caballistas, burrillos, tractores .. que a los sones del Soy de Calañas daban por finalizada una jornada llena de júbilo.

Calañas, 2011




viernes, 6 de mayo de 2011

LOS SEISES

     Hablando del conjunto que encierra la palabra SEISES, con carácter general, diremos sobre la antigüedad de los mismos que  alcanzan las noticias que se tienen a los tiempos del Papa Eugenio IV, quien, por bula dada en Florencia el 24 de septiembre de 1.430, ordenó que la ración número 20 se repartiese por mitad entre el maestro de Capilla y estos niños cantorcillos. Antes de que se suprimiesen los diezmos recibían los Seises educación musical y científica en el Colegio de San Miguel (Sevilla), que estuvo situado frente a la puerta de la Catedral del mismo nombre, quedando luego reducidas a la enseñanza de primeras letras, solfeo y canto.

       Si nos centramos en el ámbito local, podremos decir que siendo cura-párroco Don Dionisio Ortiz Carrero, en el año 1.956, por idea suya, se escoge un grupo de niños de entre los que formaban parte del Orfeón Escolar y guiados musical y coreográficamente por él mismo, se crean en Calañas Los Seises, que vestían trajes de damasco o forro blanco con  casaca de color rojo cruzada por una banda de color blanco, medias blancas y alpargatas de tela roja con moñas, y como tocado, una especie de chambergo blanco con pluma sobre el ala derecha.

         Se estrenaron en la Procesión de Ntra. Sra. de Coronada en el año 1.957, siendo Hermano Mayor, Don Francisco Jiménez (Paco el de la luz) y finalizaron su andadura a principios de los años sesenta.
        
Posteriormente, además de sus participaciones en las fiestas de nuestra Patrona, actuaron en el homenaje ofrecido a Don José González Marín (Cura Estepa) el día del Corpus del año 1.957.
En el año 2001, siendo Hermano mayor don José Borrero Chaparro, se volvió a recuperar la formación de éstos niños para participar en los actos de la Virgen.

Calañas, 2011

miércoles, 4 de mayo de 2011

Domingo de Procesión


Si el lunes de Traída fue, en general, deslucido, éste domingo de Procesión en el que todas las previsiones apuntaban precipitaciones abundantes, se ve que la Señora no quería quedarse en la parroquia sin visitar las casas de los calañeses. Y así pasó, sólo al final del recorrido, en la Calle el Rincón, se vieron unas gotas que apenas nos inquietaron. Paso bien engalanado y florido y la Patrona, luciendo un manto verde bordado, a los sones de marchas procesionales de la Banda de Música de Santa Ana (Dos Hermanas-Sevilla), recorrió como es habitual las calles marcadas en el recorrido acompañada por un nutrido cortejo de representantes de Hermandades vecinas, los Seises, los tamborileros, Galana y Damas y un público fervoroso que abarrotó las calles y plazas de Calañas. Puja del clavel, del que sin duda disfrutará mi amiga María, y final de fiesta hasta altas horas de la noche en la Plaza de España.

Calañas, 2011

Nuestra Patrona, fiel a su tradición.


De todos es sabido y comentado, que cuando nuestra Patrona se mueve, el agua está cerca o la tenemos encima. Esto no es ningún castigo, sino todo lo contrario. El administrador del sitio http://www.devalverde.es/, en una de sus noticias sobre el traslado de la Virgen en la romería de 2011, nos relata una historia acaecida en abril de 1666 y recogida en el legajo nº 2 del libro de Plenos del Ayuntamiento de Valverde del Camino, donde se cuenta que ante las rogativas realizadas durante una misa que en presencia de la imagen se hiciera y de estar colocada en el altar de la Virgen del Rosario, una vez finalizada, " lluvió y crecieron los arroyos". No importa la fecha en que caigan las Fiestas Patronales, altas o bajas, el agua casi siempre aparece. Éste año, 2011, el Lunes de Traída, ha sido apoteósico. La granizá que nos cayó antes de la salida de la Virgen de su ermita fue tremenda. Durante el camino se pudo caminar, pero llegando "al santo" de nuevo arreció la tormenta y apenas si hubo unos minutos de respiro, enfilando la carretera hacia Calañas a hombros de sus costaleros y acompañantes. Día deslucido en general pero sin duda de alegría desbordada por tener a la Madre entre nosotros.

Calañas, 2011