jueves, 27 de marzo de 2014

III Exaltación a la Saeta en el Colegio Colón HH Maristas de Huelva

El AMPA del Colegio Colón Hermanos Maristas de Huelva, organiza por tercer año consecutivo en la Capilla del mismo, la III Exaltación a la Saeta y donde se tendrá un recuerdo cariñoso y especial para uno de sus profesores como fue Ramón LLanes Baquero, mi hermano, quien pasó parte de su infancia, su adolescencia y juventud y parte de su corta vida entre los muros de esa Institución; para ella lo dió todo y de la que se llevó el cariño de todos. 
Mi primo Ramón Llanes Domínguez y yo, hemos recibido el encargo de realizar dicha Exaltación, cosa que haremos con sumo placer. Tendremos la suerte de contar con dos saeteros inigualables, como los son Cecilia Gonzalez Artero y Eduardo Hernández Garrocho, quienes, a lo largo de la narración, interpretarán varias saetas en sus distintas versiones.
Desde éstas líneas agradecemos al AMPA del Centro la deferencia que ha tenido hacia nosotros al hacernos partícipes de ésta celebración.


    

lunes, 24 de marzo de 2014

De un milagro de la Virgen de la Coronada en Valverde del Camino



En un libro de Don Tomás López López, se dice que Valverde del Camino tiene un documento en su Archivo Municipal (AMVC. Órganos de Gobierno. Ayuntamiento Pleno. Abril de 1666. Legajo 2) donde se relata un milagro acaecido en ese año y que es atribuido a la intercesión de la Santísima Virgen de la Coronada, que también tuvo cofradía en esa localidad vecina y a la que se hacía su romería a primeros de septiembre:   
Documento 4 “Milagro que obró Dios a ruego de la Sacratísima ymagen de Ntra. Sra. De la Coronada”
 
“en la Villa de Valverde del Camino abiendo salido la procesión en siete días de este presente mes de abril y trayendo a la Sacratísima Ymagen de la virgen Santísima de la Coronada en procesión, biniendo el presente revestido que fue el señor licenciado Martin Estenan Ramírez, cura y bisebeneficiado desta dicha villa, el cual bino desde  la santa hermita, y a la entrada del lugar  saliendo el señor comisario Gonzalo Martin Caballero, cura, y el señor licenciado Pedro Lorenzo Ramírez , y el  señor licenciado Atanasio Hidalgo de la Cruz, licenciado Pedro Juan Asuero, y el licenciado Francisco Domínguez Camacho, y el padre fray Luis Pérez de León, religioso de la Virgen Santísima del Carmen y el penocho fray (hueco en blanco) religioso de la Merced, predicador desta villa. Se colocó la sacratísima ymagen en el altar de la Virgen del  Rosario por estarse hasiendo el altar mayor y retablo desta iglesia, y llegado entre honse y dose de dicho día el presente ocho de este dicho mes  a la primera misa que se le ha dixo a la Virgen Santísima por la mañana entrando en la iglesia todos, sin ayer demostración de agua, fue Dios servido, a ruegos de la sacratísima ymagen, que, antes de salir de misa llubio y crecieron los arroyos, y doy fe ayer sucedió como lo refiero”

Rubricado por Juan Ramírez, escribano público

CALAÑAS, 2014

La Cruz de Calañas...........en Valverde del Camino



Las cruces de Valverde, debieron tener veneración tan acusada, que mereció se editara un libro en el siglo XIX, un pequeño folleto exclusivamente dedicado a la historia de tan sagrado símbolo, cuenta Luís Arroyo Valero en su libro “breve historia de Valverde”, donde nos cuenta historias y leyendas de este nuestro pueblo dignas de contar y de mostrar en esta pagina.


                                                  

      
 
 “Esta cruz hasta hace poco bastante alejada del caserío del pueblo, es coetánea de la construcción de la iglesia (siglo XVI) su erección se debió exclusivamente a servir como señal o hito religioso, del que partía la romería a la Virgen Coronada y después era recibida su imagen y romeros con Cruz Alzada, por el clero de nuestra parroquia, para su traslado a la misma y luego se celebraba la novena en su honor.




CALAÑAS, 2014

martes, 18 de marzo de 2014

Sobre una carta del Rey Fernando VII fechada en 1828

 Obra en mi poder una fotocopia de carta fechada y firmada en 12 de mayo de 1828 por el Rey Don Fernando VII de Castilla, León y Aragón ( y algunos sitios más como se podrá leer) relativa a la designación del nuevo curato de Calañas que inserto en mi blog para general conocimiento. 
     
Traducción del escrito de Fernando VII de fecha 12/mayo/1828

        Don Fernando séptimo por la gracia de Dios, Rey de Castilla, de León, de Aragón, de las Dos Sicilias, de Jerusalén, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Menorca, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdova, de Córcega, de Murcia, de Jaén, de los Algarbes, de Algeciras, de Gibraltar, de las Islas Canarias, de las Indias Orientales y Occidentales, Islas y tierra firme del Mar Océano, Archiduque de Austria, Duque de Borgoña, de Brabate y de Milán, conde de Abspurg, de Flandes, Tirol y Barcelona, Señor de Vizcaya y de Molina. Muy Reverendo en Cristo Padre Cardenal mi muy caro y muy amado amigo Arzobispo de Sevilla, de mi consejo a vuestro Provisor y Vicario general, o a otra cualquiera persona que por lo aquí contenido poder tenga. Bien sabéis que por el último concordato ajustado entre la Santa Sede y ésta corona me pertenece nombrar y presentar a todas las Dignidades, Prevendas y Beneficios de las Iglesias de estos mis reinos que vaguen en los ocho mesas apostólicas y casos de las reservas. Y ahora por vuestra carta me hicisteis relación que por promoción de Don Diego José Roldán a una capellanía de Señores Reyes nuevos de Toledo en diez y siete de octubre de mil ochocientos diez y nueve, quedó vacante a mi real provisión por el derecho de resulta, el curato de Calañas que obraría en esa Diócesis; y habiendo precedido el concurso y examen prevenidos en el mismo concordato a cerca de la provisión de Curatos, me propusisteis tres sujetos los más idóneos de los aprobados en dicho concurso, de los cuales he tenido a bien nombrar, como por ésta lo hago, a Don Juan Mendoza y Santana para el referido curato de Calañas, en lugar del citado don Diego José Roldán y con la obligación de mantener un teniente. Yo os ruego y encargo muy afectuosamente que presentándose personalmente ante vos con ésta mi carta dentro de sesenta días contados desde el de la data en adelante y concurriendo en su persona las cualidades que se requieren para servir la cura de almas, y no de otra manera, le hagáis colación y canónica institución de él, y darle su posesión y sirviéndole de tener obligado, hacerle acudir con los frutos, rentas, prebendas y emolumentos a el anejos y pertenecientes, sin que le falte cosa alguna. Y mando que de esta mi carta se tome razón en la contaduría de la Media Anata Eclesiástica y en la general de valores y sin haberse hecho no se la de cumplimiento. Y sea, Muy Reverendo en Cristo Padre Cardenal mi muy caro y muy amado amigo Nuestro Señor en vuestra continua guarda y protección. Dada en Zaragoza a doce de mayo de mil ochocientos veinte y ocho.



                                       Yo el Rey



Yo, Don Miguel de Gordon, Secretario del Rey Nuestro Señor, la hice escribir por su mandato.


 

 



CALAÑAS, 2014


martes, 11 de marzo de 2014

DON JUAN TALERO Y GARCÍA




D. Juan Talero y García, nació el 8 de Agosto de 1859, en la ciudad de Bujalance, provincia de Córdoba y fallece en Sevilla en día 20 de marzo de 1888. A los tres años de edad, fue llevado a Arjona, provincia de Jaén, de donde era natural su padre D. José Talero y Escobar. Desde pequeño manifiesta su afición a las letras hasta el punto que Juan fue separándose de los juegos y distracciones propios de su edad y aficionándose al estudio de materias, que más tarde, habían de constituir la base de sus conocimientos. Contaba Don Juan Talero con ocho años de edad cuando empezó los estudios de segunda enseñanza en el Instituo Provincial de Jaén, terminándolos y recibiendo el grado de bachiller en Palma de Mallorca, donde se encontraba su padre ejerciendo de Magistrado en la audiencia Territorial.

     Con veintiseis años, el cuerpo electoral del distrito de Aracena le confiere sus sufragios para que lo represente en las Cortes primeras de la Regencia (instauradas desde la muerte de Alfonso XII). El 4 de abril de 1886 es elegido Diputado a las Cortes por el Partido Liberal, jurando su cargo el 11 del mismo mes. Tuvo un decisivo papel en la cuestión de los humos y las calcinaciones al aire libre que por aquella fecha acuciaban a Calañas, Zalamea y parte del Andévalo. Una vez resueltos los problemas de las calcinaciones y calmada la excitación que produjeron los acontecimientos de Riotinto, al encontrase enfermo y cediendo a los deseos de sus padres se trasladó a Sevilla, abandonando las Cortes, pensando así encontrar alivio a su dolencia, cosa que no consiguió al fallecer a los 28 años de edad. 


    
      En Zalamea erigieron una plaza en su nombre y levantaron un monumento. En Calañas, su Ayuntamiento, con el Ministro de la Gobernación Don José Luis Alvareda, propuso la declaración de Hijos Adoptivos del pueblo a los señores Don Juan Talero García, Don Fernando Sánchez Gómez, Don Francisco Romero Robledo y al Conde de Gomar, por su colaboración en el problema de los humos. Posteriormente se aprueba rotular algunas calles con sus nombres. El día 10 de junio de 1888, el Pleno del Ayuntamiento de Calañas, acuerda celebrar honras fúnebres en su honor, a su muerte, y se aprueba la adquisición de un cuadro con su retrato. Se colocó en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Calañas (por error, figura al pié Don Juan Talero González, en lugar de García). 



CALAÑAS, 2014

La Virgen de Flores estuvo en Calañas



En el volumen I de los Apuntes históricos, geográficos, económicos y sociales de la Comunidad Calañesa y su territorio, editados por el Arquitecto Don Andrés Bruno Romero Mantero, se hace la siguiente referencia:

En 1.728, en un documento de Visitas (23-5-1728) que se encuentra en el Archivo Arzobispal de Sevilla (T-1.370), se dice que en Calañas existen cinco ermitas: Jesús Nazareno (que está algo maltratada), la de San Sebastián y San Roque, la de Ntra Sra Coronada, Ntra Sra de España y Ntra Sra de las Flores que se está acabando de labrar (por documentos posteriores se sabe que éste ermita es la contenida en el Beaterio).


Posiblemente, el posterior relato tenga alguna relación con la información anteriormente detallada.

En un ejemplar del periódico LA PROVINCIA de Huelva, fechado en martes 6 de octubre de 1891, aparece el siguiente artículo de la pluma del que fuera alcalde de Calañas, Don Juan Tejero Hidalgo.

La Virgen de Flores de Colón, hoy en Calañas

Comienza el artículo relatando de cómo Cristóbal Colón mandó erigir y dotar en las inmediaciones de la Rábida un santuario bajo la advocación de Nuestra Señora de las Flores.
Conocido es en verdad éste hecho, pero seguramente no lo es tanto, que la imagen de Nuestra Señora de las Flores se encuentra en el Convento de Carmelitas de Calañas, adonde fue trasladada de aquél santuario, habiendo sido en todo tiempo objeto de gran veneración, desde que se le erigió para su culto una ermita, antes de la construcción del convento, siendo éste costeado por el fundador, quien además para su culto la dotó suficientemente, hasta el extremo de crear su hijo un vínculo a dicho objeto; todo lo cual lo comprueban documentos originales y auténticos, además de constar por tradición constante y comprobarse estar colocada en el trono como imagen principal de dicha iglesia, no obstante ser la Comunidad Carmelita.
No era aquí muy sabido que a Cristóbal Colón perteneció ésta imagen de la Virgen de las Flores, pero si consta por tradición que fue traída de Palos, y que había sido hallada en el mar.
El verano próximo pasado, encontré en Moguer a un oficial del Archivo General de Indias que se ocupaba por encargo de la Real Academia en recoger por éstos pueblos datos referentes a Colón y al descubrimiento del Nuevo Mundo, y luego supo ser yo de Calañas procuró averiguar sigilosamente las imágenes que existían allí y su antigüedad. Cuando menté la Virgen de Flores, me dijo la relación de ésta con Colón, y que existía un manuscrito que lo comprobaba. Ofreció ponerme al corriente de los datos que conocía sobre el particular, y yo a la vez le ofrecí adquirir los que existían en éste pueblo.
Visité al poco tiempo en Sevilla el referido archivo y allí entregué a mi amigo los datos por mí recogidos, y aún que él me reiteró su anterior ofrecimiento, aún no he recibido los suyos.
Reside en Sevilla un docto eclesiástico, hijo de ésta provincia, muy aficionado a reconocer antigüedades, y más cuando éstas se refieren a reconocer glorias nacionales, y éste me facilitó una minuta de lo que conocía sobre el particular, cuya nota dice lo siguiente:

Apuntes copiados de un libro de la Rábida, fechado en 1714, escrito por sus religiosos, donde después de tratar de la historia de aquél convento y su imagen de los milagros, traía noticias de varias de las veneradas por aquellos contornos. “Nuestra Señora de las Flores, de Palos, hoy en Calañas”. En un collado, distante como 500 varas hacia poniente camino de la Rábida, al lado derecho, se halla la ermita de ésta santa imagen. Fue fundada y dotada por Colón y traída por él mismo del mar, donde se la halló en ésta forma. Una mañana, en una de sus navegaciones, mirando al horizonte, le pareció que veía flores, hizo dirigir al sitio la nave y halló dicha imagen dentro del agua, viéndosele solamente la cabeza. Arruinada ésta ermita, arrumbaron dicha imagen, entre otras, en un rincón de la Iglesia, y un devoto la dio al lugar de Calañas.”

Éste solo apunte de los libros de la Rábida dice en mi sentir lo suficiente a demostrar que la Virgen de Flores de éste Beaterio es la misma que veneró Colón; los datos que aquí existen y que daré a conocer lo corroboran; convienen de tal modo en fechas y se enlazan tan perfectamente con la tradición, que parece indudable el hecho, aún sin conocer lo que existía en el Archivo General de Indias, cuyos datos también publicaré si mi amigo tiene la amabilidad de facilitármelos, con lo cual podrá ponerse en claro un asunto importante y de actualidad bastante desconocido.
Calañas, 1º de octubre de 1891. Juan Tejero e Hidalgo  

CALAÑAS, 2014